Moldes y Toma de Impresión del Canal Auditivo

Moldes y Toma de Impresión del Canal Auditivo

Todos somos diferentes y nuestro canal auditivo externo también es diferente en cada uno de nosotros.

Para la realización de protectores auditivos eficientes es necesario el sellado perfecto de nuestro canal auditivo de forma que se bloquee por completo la entrada de sonido. Este sellado se puede realizar con materiales adaptables como una espuma siliconada retráctil como es el caso de las almohadillas desechables de algunos auriculares o bien mediante un molde perfecto de nuestro CAE (Canal Auditivo Externo).

En CustomEar disponemos de protectores auriculares de ambos tipos:

  •         Universales, no necesitan de la toma de impresión. Utilizan almohadillas estándar que se adaptan a su CAE. Su sellado no es perfecto.
  •         A medida, para los que tendremos que realizarnos una toma de impresión de nuestro canal auditivo. El sellado es perfecto y su efectividad mayor.

Para disponer de un molde perfecto de nuestro CAE es necesario realizar una toma de impresión.

La toma de impresión

El procedimiento de toma de impresión del canal auditivo comienza con una exploración otoscópica del canal auditivo. Con esta exploración se descartan posibles obstrucciones de cerumen u objetos extraños. También descartamos una posible infección o inflamación del conducto que podría afectar a la impresión. Esta exploración nos va a dar información sobre la longitud, anchura y dirección del canal auditivo que nos servirá para la inyección del material plástico.

Para la toma de impresión se utilizan mezclas de dos siliconas o de una silicona más un catalizador que endurecen en 5 minutos abreviando el tiempo de espera del paciente.

Antes de comenzar a inyectar el material se inserta un otoblock, un pequeño tapón de espuma o algodón que lleva unido un hilo del que podremos estirar una vez solidificado el material y que impide que este llegue a zonas delicadas.

Para inyectar el material solidificante en el oído es necesario una jeringa o pistola de inyección que permita introducir el material hasta el fondo del oído.

Una vez inyectado el material en el oído y rellenado hasta cubrir el oído externo, hay que esperar unos 5 minutos hasta la total solidificación.  Tras este tiempo de espera se retirará la impresión y se examinará el conducto para asegurarse de no dejar restos en el interior.

Si la impresión ha sido correcta, habremos terminado y ya dispondremos de nuestra impresión personalizada.

Ahora tan solo quedará enviarnos a CustomEar sus impresiones para realizar sus Protectores Auditivos o Monitores Intrauriculares a medida.

Importante: El transporte de la impresión de nuestro oído debe realizarse  siempre en un contenedor rígido para evitar su deformación por presión externa.

Dejar un comentarioLeave a Reply

Debe iniciar con la sesión iniciada para poner un comentario.

Archivos del blog

Categorías del blog

Últimos comentarios

Sin comentarios

Blog search

Comparar 0
Ant.
Sig.

No products

To be determined Shipping
0,00 € Total

Check out